Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Un gobierno enamorado de banqueros

Por:

Vamos a desglosar una parte del dinero de nuestros impuestos, que sólo hace más ricos a banqueros y burócratas. Nafinsa, según esto, destina fondos para ayudar a las pequeñas y medianas empresas. En realidad, estos fondos no van directamente a los emprendedores sino a los bancos.

El banco determina a quién prestarle y a quién no. Obviamente dará crédito a quién pueda pagarle, es decir, no al que ocupa un préstamo urgente, sino al que pueda reembolsarle, sin rezago, capital e intereses. Hasta aquí el acuerdo entre particulares está bien: dar crédito es también un negocio legal.

El problema es que el gobierno, que vive de nuestros impuestos, cubre más de la mitad del crédito que nos otorga el banco. Nafinsa es acreedor de una parte del capital que Banorte o Banamex o BanRegio le dan a ciertos clientes “privilegiados”. ¿Baja así la tasa de interés al supuesto privilegiado? No, ni madres.

Si, por ejemplo, el banco, aliado con Nafinsa, te hace “el favor” de prestarte un millón de pesos, a un plazo de 36 meses, pagarás una tasa de 10.78%, más el valor cambiante del TIIE, que al día de hoy (siempre sube, nunca baja) está a 7.38%. Desde el primer mes pagarás el 18.16%. De ahí para arriba.

Esto es cualquier cosa menos un subsidio. O más bien, es un subsidio no al cliente del banco, no a los emprendedores, sino al banquero. El gobierna ayuda a los dueños privados de las instituciones bancarias a que te presten dinero caro. Los apoya para hacerlos más ricos, a costa de los ciudadanos productivos.

Los gobernantes están enamorados de los banqueros. ¿Y qué gana el gobernante con eso? Exacto, lo que usted está pensando.

eloygarzamandela@icloud.com

Ultimas Noticias