Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Tormentas solares, terremotos y huracanes: Mitos y fraudes 

Por:

Estamos viviendo momentos muy importantes e insólitos en nuestro mundo en donde los fenómenos astronómicos, los atmosféricos y hasta los geológicos han cambiado la forma de ver al mundo de muchas personas, ya sea porque fueron testigos de dichos eventos o porque las noticias de ellos llegaron a impresionarlos, y en otros casos a afectarlos de forma muy trágica.

Tan simple como recordar el terremoto ocurrido en México la semana pasada que afectó principalmente los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco, en donde los daños a estructuras y hogares fueron de gran consideración, y las perdidas humanas fueron incrementándose con el pasar de las horas. El número de muertos ya alcanzó los 64, y esperemos que no aumente más.

Sin embargo como cada vez que ocurren tragedias de este tipo, no faltan las aves de rapiña que se dedican a sacar provecho de las tragedias de los demás, individuos carroñeros que aprovechan la incertidumbre y el temor de las personas, pero sobre todo su ignorancia en estos temas, para causar más pánico entre ellos. Utilizan la desinformación y la mistificación para engañar y corromper la mente de sus seguidores. Borregos que siguen a otro borrego que se cree el mejor solo porque trae el cencerro.

Los pseudo-investigadores y pseudo-periodistas están tomando las redes sociales por asalto para promover una avalancha de barrabasadas que se necesitaría ser muy inculto y muy ignorante para creer en ellos; lo más lamentable es que sí hay muchos quienes sí les creen aunque los mismos hechos y sus evidencias señalen todo lo contrario a lo que ellos dicen.

Hay quien dice que las tormentas solares causan sismos, cuando o existe la más mínima evidencia constatable de que las tormentas solares puedan afectar las placas tectónicas de nuestro planeta, que de hecho están muy por debajo del suelo que pisamos, y si a eso le agregamos que el campo magnético de la Tierra nos protege de la gran mayoría de las emanaciones del viento solar, y lo que logra pasar todavía tiene que pasar por la atmósfera y topar con el suelo, pero las placas tectónicas están a varios kilómetros por bajo el suelo. Los electrones, si es que llega algo de ellos a esos niveles del subsuelo, no podrían mover placas gigantescas de roca que sostienen los continentes. Una linterna de mano no puede mover con su luz un barco de carga.

Por si fuese poco los eclipses tampoco pueden causar terremotos, la gravedad de la Luna no puede mover las placas de la Tierra, solo las aguas del mar por la volubilidad del agua causando las mareas. No se dejen engañar por fraudes tan mal armados.

Por otro lado los huracanes no se pueden provocar o dirigir, eso es completamente falso, se habló por un tiempo sobre el geoterrorismo y supuestas armas capaces de causar cambios climáticos muy violentos, pero también ese engaño se fracturó por si mismo, pues las estructuras mencionadas para dichos fines, en realidad estaban diseñadas y construidas para realizar funciones muy distintas a,lo que esa gende decía, y que de hecho sería imposible utilizarlas para cambiar el clima ni de una ciudad.

Hoy en día están abundando los “yotubers” rapiñeros y “blogueros” carroñeros que solo viven para promover estos fraudes, difundiendo estas estafas, que merecen ser penalizados por estos engaños. La autoridad federal por fin ya esta viendo lo que hacen estos individuos, charlatanes, que solo divulgan mentiras por el internet, que falsamente se escudan en la “libertad de prensa” o la “libertad de expresión”. Pero lo que ellos olvidan que la libertad genera responsabilidades y obligaciones. La libertad de prensa o la libertad de expresión no es para engañar y estafar a las personas, mucho menos para promover charlatanería.

Esa es la cruda realidad. El problema no es solo los charlatanes, lo son también sus borregos que los defienden. Pero lo que ellos no quieren aceptar es que solo siguen a un cencerro que los llevará,a final de cuentas, al matadero.

Ultimas Noticias