Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Te Alabamos Señor

Por:

Hijos de Dios glorifiquen al Señor
dénle la gloria que merece.
Postrados en el templo santo
alabemos al Señor.
Salmo 28, Te alabamos Oh Señor
Salvo cuando la circunstancia social o cultural obliga, acudo poco a ceremonias religiosas, aunque en mi vida he asistido a muchas de diversos cultos. La mayoría de ellas están sujetas a rígidos ceremoniales de la liturgia. Probablemente las diversas iglesias evangélicas que metemos en el mismo costal de los “protestantes” en referencia al movimiento de Lutero, disidente precisamente de las prácticas ceremoniales, que no de la esencia de la fe cristiana, suelen ser los más atractivos a la gente sencilla y sin doctrina que encuentra en la soltura de sus actos de culto algo mucho más cercano a la civilidad.

Probablemente por eso los ritos judíos y los judeo cristianos que nos resultan más conocidos, sean tan fáciles de recuperar en la práctica; hay un responso automático en las lecturas de los salmos: esta es palabra de Dios. Te alabamos Oh Señor.

José Antonio Meade Kuribreña, único celebrante en la misa de ayer en la explanada del PRI, quedó inscrito formalmente como el también único aspirante a la candidatura de ese partido a la Presidencia de la República. El acto fue un pretendido retorno al futuro: volvemos a las viejas prácticas que durante tres sexenios fueron abandonadas y las recuperamos con un entusiasmo gritón y, encima, de megáfono.

Las frases fueron las que dicta la liturgia. Vamos a ganar; quiero ser el candidato de los mujeres, de los trabajadores, de los jóvenes, de todos los mexicanos.

Te alabamos Oh Señor.

Hoy lunes comienza la etapa intermedia, y tal vez la más importante, de este ritual. Se trata, en teoría, de amalgamar la unidad partidista y la solidaridad gremial y de grupos. José Antonio Meade llegará en febrero a su ratificación como candidato formal del PRI; necesita a toda costa acercarse a esa cita con el apoyo explícito de todas las doce tribus emblemáticas de las que habla el Buen Libro.

El Presidente Peña Nieto fue el primero en desenterrar el tema de la liturgia partidista, y a ella se tuvo que ceñir, aún y cuando ante un albazo tuvo que señalar que todos andabamos despistados.Lo cual no se demostró.

Por eso en el discurso de ayer José Antonio Meade Kuribreña lanzó una seria advertencia. “Acabemos con la idea de que este país se tiene que reinventar cada seis años”. Pongámos ideas y programas por encima de caprichos. Trsducido al buen cristiano, si el doctor Meade logra convencer a sus hoy simpaticantes y congéneres repentinos, y en consecuencia logra ganaar las elecciones pesidenciales del año que viene, lo que podemos esperar es una continuidad, materia que el pentasecretario de Estado es ducho. Veremos más de lo mismo.

Si la principal virtud del hoy precandidato registrado es el no pertenecer a partido alguno, su vicio de orígen es buscar la perpetuación de un modelo económico, político y social que no ha visto sus mejores logros en la alternancia del poder con el PAN ni con el retorno del PRI a Los Pinos con Peña Nieto.

Y esto es palabra de Dios.

PILON.- Sin mucho aspaviento, Donald Trump está a punto de conquistar su mayor triunfo como Presidente. La reforma fiscal, que dará la puntilla al sistema de seguro médico obligatorio conocido como Obamacare ha obtenido por escaso margen la mayoría necesaria en ambas cámaras del Congreso. Deberíamos advertir este detalle, porque el órgano del cuerpo humano más sensible de los votantes es, ya se sabe, el bolsillo.

felixcortescama@gmail.com

Ultimas Noticias