Lo de hoy...
La información nunca está protegida
herkoch

Seis preguntas para Herman Koch

Por: Gabriel Contreras

El escritor como tema literario, la fama y las firmas, la vida de los vecinos, la alegría y el crimen en México. Son algunos de los temas que aborda el novelista holandés Herman Koch, quien habla desde Amsterdam para scriptamty.com

El de Herman Koch es un nombre familiar para los lectores holandeses, sobre todo a partir de la publicación de su novela “La cena” en 2010, en la que abordó el asesinato de una indigente en Barcelona.

“El escritor como tema literario es algo que no había abordado en mi trabajo, y solo he querido tocarlo ahora, cuando cuento ya con una gran experiencia y una clara perspectiva del oficio y sus problemas. Otra cosa, en “Estimado señor M”, abordo la vida de un escritor que vive ya una plena decadencia, tiene más de 80 años y es vigilado constantemente por un vecino”.

Gabriel Contreras.- ¿Qué representa para usted la mediocridad?

Herman Koch.- “Es algo que tiene que observarse con mirada clara. Si una persona no es capaz de ver su propia mediocridad, está condenada a ella. Es interesante ver cómo se puede confesar que se es mediocre, por ejemplo, para el futbol, pero son pocos los que pueden admitir su mediocridad para escribir”.

GC.- ¿Cómo se lleva usted con sus vecinos?

HC.- “La verdad es que ahora mismo vivo en un edificio muy amplio, rodeado de muchos vecinos, y aunque a veces pongo la música muy alta, no he tenido problemas con ellos. No hay quejas. Algo que sí me ocurrió y me parece interesante, es que en estos días se mudó un futbolista a este edificio, y me han dicho varios vecinos que “ahora sí, has dejado de ser el más famoso del edificio”.

GC.- ¿Ríe mientras escribe?

HC.- “Sí, muchas veces río de lo que yo mismo estoy escribiendo. Sobre todo, me río de mí. Yo tomo en serio a la escritura, pero no a mí mismo”.

GC.- ¿Qué significa para usted la fama literaria y las firmas de libros?

HC.- “Pues la fama me ayuda a seguir escribiendo. Cada libro que escribo, me ayuda a seguir. No me alcanzaría para un nuevo auto o una casa en la playa, pero sí me da para seguir adelante. Y la firma de libros, eso es algo bueno si son diez personas, pero si son cientos, no me gusta, porque no se puede conversar con tanta gente”.

GC.- ¿Qué imágenes tiene de México?

HC.- “Ayer vi un documental sobre mariachis. Y me acordé de mis visitas al DF y a Guadalajara. Me gusta mucho cómo se habla el español en México, se habla mejor que en España, con mayor claridad. Y otra cosa, me duele que siendo gente tan linda, vivan los mexicanos en medio de tantos crímenes”.

Ultimas Noticias