Lo de hoy...
La información nunca está protegida
ccvivil

Recinto de la cultura universal: Colegio Civil

Por Óscar Tamez Rodríguez
El centro cultural Colegio Civil de la UANL arriba a su décimo primer aniversario, en apenas transcurrida una década de su vocación como recinto de la cultura universal, Colegio Civil se consolida como el espacio por excelencia para las expresiones culturales del pensamiento nuevoleonés.

Lo mismo han pasado autores que presentan en sociedad sus obras literarias, que se montan exposiciones de pintura y escultura, conciertos musicales, recitales, ballet y teatro.

Para todo nuevoleonés vinculado a la cultura, Colegio Civil se presenta como el recinto por excelencia.

Hace once años, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) reabrió las puertas del histórico inmueble edificado en la segunda mitad del siglo XIX. En apenas poco más de una década se han presentado cientos de libros y conferencias, lo hacen por igual Paco Ignacio Taibol II o Elena Poniatowska que los historiadores nuevoleoneses.

A lo largo del último año de actividades, Colegio Civil recibió más de 125 mil visitantes quienes disfrutaron de conciertos, puestas de ballet o teatro, momentos de solaz con lectura de poesía, exposiciones, presentaciones de libros, todos eventos culturales para una sociedad universal y cosmopolita como lo es la nuevoleonesa.

Solo se puede entender su permanente actividad gracias al incondicional apoyo de parte del Rector Rogelio Garza Rivera quien afirma emprender lo requerido por mantener vivo, vigente y fuerte el corazón de la UANL.

La llamada “Casa Paterna” de la UANL hoy corre bajo la tutela de Celso José Garza Acuña, Secretario de Extensión y Cultura de la máxima casa de estudios en Nuevo León. Junto a Celso José un grupo de profesionales universitarios mantienen y consolidan la vocación artística, cultural e histórica del Colegio Civil.

El Colegio Civil es un espacio recargado de memoria, que sigue escribiendo nuevas páginas de su historia presente en favor del desarrollo cultural, académico y recreativo de la comunidad universitaria y la sociedad nuevoleonesa. Basta destacar que, el próximo mes de marzo, del 14 al 18, estará albergando la Feria Universitaria del Libro “UANLeer”, así como será recinto del festival Alfonsino en el mes de mayo y de la escuela del verano meses después.

Con el arribo de Garza Acuña a la Secretaría de Extensión y Cultura, se propuso e implementó el reconocimiento al mérito artístico, “Colegio Civil Centro Cultural Universitario”. Así, el 31 de enero de este 2018, por segunda ocasión se entregará el galardón a promotores culturales de Nuevo León.

La vocación humanista del inmueble que hoy ocupa el Colegio Civil data de sus orígenes; el arquitecto Jean Crouset, iniciador de la obra en 1797, tenía la consigna de edificar un hospital, sin embargo, nunca cumplió con esta misión; por lo que fue hasta 1870, casi 80 años después, que sus paredes albergarían a maestros y alumnos del incipiente Colegio Civil.

Nadie imaginaba en esos años que de sus puertas emergerían grandes hombres y mujeres de empresa, la academia, la cultura, política y en general de gran aporte al desarrollo de la sociedad nuevoleonesa, basta señalar ejemplos como el regiomontano universal Alfonso Reyes o el humanista Raúl Rangel Frías.

Fue a partir de 1939 que el Aula Magna “Fray Servando Teresa de Mier” se integra al Colegio Civil; desde entonces ha sido recinto de toda clase de conciertos, lo mismo se disfrutan cuerdas que un concierto de música regional o clásica, una obra de teatro o se montan eventos culturales.

No siempre el Centro Cultural Colegio Civil estuvo en las actuales condiciones propias de cualquier espacio digno de los mejores espectáculos locales, nacionales e internacionales.

El histórico inmueble recibió al siglo XXI postrado, en un estado de conservación inconveniente, indigno del corazón universitario y de la historia que sus paredes albergan.

La restauración inició el 2 de abril del año 2004, fueron los mismos universitarios los encargados de restituir la vida al majestuoso edificio, devolviéndole la energía que le permite ser el centro de la cultura, el arte y la historia por excelencia en el tiempo presente.

Su museografía corrió a cargo del arquitecto Jesús Pedro Morúa Alonso; fue el Instituto Nacional de Antropología e Historia quien coadyuvó con su asesoría a los trabajos de conservación.

Una casa de todos, el Centro Cultural Colegio Civil es orgullo nuevoleonés, su restauración se logra gracias a los recursos públicos asignados por instituciones como Conarte, la Fundación UANL y los gobiernos Estatal y Federal.

El próximo 31 de enero del presente 2018, Colegio Civil cumple once años en su nueva etapa como centro cultural, artístico y de divulgación histórica, mismo día en que reabre sus puertas a la sociedad el año de 2007. Su primera década confirma que la visión de quienes emprendieron su restauración hace casi catorce años fue la acertada.

Un faro que mantiene encendida la flama de la verdad, del pensamiento humanista, que convoca a todos a participar de sus permanentes espacios y eventos. Un faro que gracias al empuje del Rector Rogelio Garza Rivera, del periodista Celso José Garza Acuña y una pléyade de académicos, investigadores y expertos en la cultura y el arte nos recuerda que en el corazón de la metrópoli regia, aún late el corazón universitario.

*Con apoyo informativo del Centro Cultural Universitario, “Colegio Civil”.

Ultimas Noticias