Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Perdón, vida de mi vida

Por:

No es la primera vez que Andrés Manuel López Obrador se ve invadido del espíritu cristiano en el estado de Guerrero. El año pasado, a mediados de agosto y en Acapulco, anunció que si llega a ganar la Presidencia de la República dará amnistía a los que hayan caído en volación de las leyes, específicamente en actos de corrupción e impunidad, incluyendo a los miembros del actual gobierno. Ahora, nuevamente en Guerrero, el virtual candidato de Morena dijo que “está analizando” la posibilidad de dar amnistía a los delincuentes, previo consentimiento en perdonar por parte de las víctimas de esos delitos.

Ciertamente, en todo el mundo hay disposiciones legales que permiten otorgar el perdón a los delincuentes; ese privilegio se reserva a las víctimas del delito y no es aplicable a todas las faltas; hay delitos graves que no caen en esta disposición.

Sócrates Rizo, quien fuera gobernador de Nuevo León entre 1991 y 1996 dio hace un par de años una entrevista que resultó muy controvertida. Durante ella confesó que el gobierno de Vicente Fox había negociado con los carteles de la droga en nuestro país el reparto de los territorios y las rutas del narcotráfico a cambio de que, respetándolo, no se desatara la violencia que luego invadió nuestras ciudades, pueblos y caminos.

Alguna autoridad pertienente se encargó de borrar todo rastro de esa entrevista y Rizo jamás volvó a insistir en sus revelaciones. Nadie dudó que estaba diciendo la verdad. Lo cierto es que Fox primero y Calderón después violaron ese reparto y las fuerzas armadas de nuestro país tuvieron que salir de sus cuarteles con una historia que es de todos los mexicanos conocida y sufrida.

El argumento de Andrés Manuel en el caso actual es muy similar al de entonces: preservar la paz social dejando de perseguir a los delincuentes o condonándoles sus penas y castigos. Independientemente del dudoso sustento de este argumento existe un dejo de incongruencia. Precisamente quien ha insistido en el tema juarista, desde la iconografía de su entorno hasta los lugares comunes de su oratoria, ha sido Andrés Manuel. Precisamente el ideario de quien acuñara la frase aquella de que a los amigos justicia y gracia; a los adversarios simplemente justicia. Es Andrés Manuel quien está ofreciendo gracia a quienes han teñido de sangre el mapa mexicano.

Errar es de seres humanos. Herrar es de caballerangos.

PILON.- El negocio de las patadas, tan millonario él, se encuentra de plácemes. La final de la liga mexicana de futbol tiene lugar esa semana en la plaza más rica para este negocio de toda la república. Aunque nació como una plaza aficionada al beisbol, Monterrey se convirtió a la religión de las patadas desde hace muchos años y devino la plaza más fiel a sus equipos, más entusiasta en el seguimiento de sus equipos y más civilizada. Los estadios de Monterrey siguen siendo lugares a los que los aficionados acuden acompañados de sus familias, sus novias o sus hijos.

Era, hasta hace un par de semanas. Los dueños del estadaio que se llama BBVA Bancomer y del equipo Rayados del Monterrey decidieron prohibir la entrada a sus instalaciones para un partido entre Tigres y Rayados a los seguidores del equipo visitante que llevaran la camiseta que les distingue. Por fortuna alguien supon poner órden en las cosas y el partido transcurrió sin incidentes. Es de esperarse que la experiencia adquirida se ponga en práctica en ambos estadios este jueves y domingo.

felixcortescama@gmail.com

Ultimas Noticias