Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Nunca en domingo

Por:

Una obra menor del gran dramaturgo norteamericano Arthur Miller se titula Memory of two Mondays y parte de una premisa poco discutida sobre la peculiar y deprimente atmósfera que el lunes tiene, a diferencia de los otros días de la semana. Los lunes, dice Miller, regresamos a la odiosa cotidianidad abandonando el reposo y más que eso la enajenación. Los lunes son, aparentemente, para olvidar. A partir de hoy, los mexicanos y de manera especial su gobierno buscarán apartar de sus recuerdos las escenas dramáticas del hundimiento de una publicitada obra pública y de manera especial el torpe manejo operativo y mediático que a la tragedia de dos mexicanos se le dio.

Ayer el tránsito por las inmediaciones de Cuernavaca fue mil veces más caótico que lo normal, especialmente por la sucesión de confusas instrucciones para los que quisieran transitar la autopista llamada del Sol. Primero, con el pánico encima de que si un modesto automóvil compacto con dos personas a bordo se había hundido, el desplome de un pesado trailer de doble remolque iba a ser el acabose mediático, se prohibió el transporte de carga. Luego, todo el tránsito por esa importante vía fue cerrado. Horas más tarde se abrieron dos carriles y se emitió un comunicado tan confuso e inane para el tránsito pesado que debe haber provocado el suicidio de algún trailero.

Ayer domingo el transporte de carga tenía siete diferentes opciones para sacarle la vuelta al agujero. Que si la Diana, que si Oaxtepec, que si Yautepec, que si las hilachas. Un margallate que solamente llevó a la confusión y el caos.

Pero eso fue el domingo. Hoy lunes regresamos a la normalidad y al olvido. Los dos muertos ya están sepultados, y los vecinos de Morelos siguen insistiendo en las fallas estructurales de los muros de contención del terraplén sobre el que presurosamente, y con retrasos, se vació conreto hidráulico sin revisar si el tepetate y la arena de abajo iban a resistir el pesado uso al que estaban destinados.Igualmente sus advertencias quedarán inadvertidas.

Los avances de la tecnología hacen inútiles y contraproducentes los boletines de prensa. Ahí están los registros ciudadanos en video de las rajadoras, fractura y debilidades de la obra. De la misma manera en que hay registros verificables de la indudable responsabilidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en este horrible accidente, por comisión u omisión.

Alguien señalaba la semana pasada que en Oaxaca en un solo día habían matado a siete seres humanos de la manera más despiadada y que la reacción social no había sido ni por mucho equiparable al escándalo que hicimos los mexicanos por la muerte de dos tablajeros, asfixiados mientras trataban de salir de su auto semisepulto y pedían en vano ayuda para su rescate. La respuesta que se dio el mismo que señaló la diferencia es aterradora: en la muerte de los dos hombres de Cuernavaca el gobiernotiene la culpa. En los muertos de Oaxaca los asesinos fueron los bandidos.

Así está, en este momento de sprint final del gobierno del atleta Peña Nieto, la doble vara con la que los mexicanos medimos la realidad.

PILON.- Cada mes en nuestro país, más de mil mujeres son víctimas de violación sexual.Entre el 2007 y el 2016 se levantó más de 140 mil expedientes de agresión sexual. Las principales entidades onde este ilícito se da son el Estado de México, con 25 mil casos, seguido de la CDM, Chihuahua, Veracruz o Chiapas. En la ciudad capital 500 mujeres son violadas al año. Siete son atacada sexualmente al día.

¿Algo que agregar a esta ignominia? Los atacantes son principalmente familiares, amigos o conocidos de las víctimas.

felixcortescama@gmail.com

 

Ultimas Noticias