Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Fantasmas y ovnis: No son lo que dicen

Por:

Para todo aquel que se diga ser ufólogo, parapsicólogo, investigador del fenómeno ovni o paranormal le tengo una pregunta: ¿Buscan resolver y desmitificar esos fenómenos o solo venerarlos? Por favor, definan su verdadera labor y tengan la decencia de realizarla con ética y seriedad correspondiente, no cometiendo o promoviendo engaños llenos de trucos, pues de esa “ufología” o “parapsicología” que se puede ver en los teatros y programas de entretenimiento en la televisión e internet.
Hay algunos “investigadores” e incluso algunos “periodistas” que lucran con el cuento de las “oleadas ovnis”, diciendo que se ha incrementado en gran medida el índice de avistamientos en todo el mundo, lo que supondría una posibilidad que se de “el contacto” en cualquier momento. Pero ¿Cuál aumento de avistamientos ovnis? Si solo se ha tratado de reportes de gente que no sabe lo que esta viendo en el cielo o de viles engaños que han sido manipulados para hacer creer a la gente en el mito de las naves extraterrestres. 

Que en algunos países del mundo se detengan las actividades de los aeropuertos por el simple avistamiento de un presunto ovni es algo muy exagerado, y pareciera que este mito es basado en desinformación creada por pseudo-ufólogos con ciertos intereses de generar temor o llamar la atención de los fanáticos. Aquí en Monterrey y en la Ciudad de México, nunca se han detenido las actividades en los aeropuertos por la simple aparición de un supuesto ovni.

Seamos realistas ¿quién le teme a los extraterrestres o a los fantasmas? Solo los niños en las películas de ciencia ficción o terror. El engaño del denominado “fenómeno extraterrestre” o “sobrenatural” radica principalmente en que no existe como tal; es solo un término inventado para llamar la atención de los fanáticos, no tiene que ver con la auténtica y seria investigación de los fenómenos. Todavía hay quienes quieren impresionar a otros con imágenes de globos, insectos, bolsas o luces sobre ciudades, o las “señales” en campos de cultivo, que por más que lo nieguen, no dejarán de ser obra de simples seres humanos bien organizados, e incluso algunos bajo sueldo de “investigadores”. 

Como dato curioso sobre el tema ovni, hace vario años, un presunto “contactado”, quien era una persona muy discreta y seria, me dijo que cuando lleguen los extraterrestres hay que preguntarles si se van a rendir por las buenas, o por las malas; pues según sus experiencias, los humanos estamos destinados a conquistar el universo, y por eso los extraterrestres buscan dominarnos por medio de la creación de cultos basados en creencias falsas, como lo es la ufolatria. Según me dijo, los extraterrestres se creen que dios le decretó al ser humano algo así como “Sean fecundos, multiplíquense, llenen el universo y sométanlo”, y por eso le tienen tanto temor a la raza humana, por su verdadero poder y su destino en el universo. 

No importa creer o no en ovnis o fenómenos paranormales, eso es lo que menos importa. Lo importante es saber que es hay fenómenos reales de los cuales no se tiene explicación, y que merecen ser investigados de manera seria, formal y objetiva. Ya no se debe buscar que la gente crea en esto, se le debe de informar adecuadamente de las investigaciones que se realizan en este campo, alejados de toda charlatanería y estafas que denigra a estos temas. 

Hay que poner orden en estos temas, empezando por los “investigadores” y sus seguidores, no dejándose arrastrar por fanatismos irracionales que solo llevan a la mediocridad y estancamiento. Tenemos que exigir resultados a quienes se digan investigadores, debemos de cuestionarlos y hacer análisis críticos de los casos. Sus evidencias no son para acumular y coleccionar, para luego olvidarlas, deben ser para resolver y poner solución a esos casos.
https://twitter.com/belduque 

https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

Ultimas Noticias