enfrentamientomaestros

Estalla violencia en SNTE de Chiapas

 

Unos mil 500 policías estatales desalojaron con toletes y gases lacrimógenos a maestros del Bloque Democrático de la Sección 7 del SNTE, para “rescatar” a cientos de maestros retenidos desde las primeras horas del sábado en el Centro de Convenciones, del llamado grupo La Alianza o afines a lo que fue el grupo político de Elba Esher Gordillo Morales.

Los maestros de la Sección 7 del SNTE se reunieron desde el viernes en el Centro de Convenciones de Tuxtla para celebrar su 26 Congreso Extraordinario Seccional para elegir a su nuevo secretario general, sin embargo, la situación se complicó y cuando a las 3:00 horas el grupo de la Alianza intentó pedir un receso para irse a descansar y regresar el sábado por la mañana, el Bloque Democrático les impidió la salida.

Los miembros del llamado Bloque Democrático alegaron que los de la Alianza se vieron en desventaja en el proceso para elegir su nuevo líder sindical, por lo que pidieron recesos para operar la compra de votos.

Los maestros del Bloque Democrático aseguraron que de las 14 regiones participantes de la Sección 7 para elegir al nuevo líder sindical, nueve estaban con ellos y sólo cinco “con el grupo de Los Charros. Es decir, teníamos 430 delegados contra 364 de Los Charros o la Alianza”.

Los retenidos se quejaron de “secuestro” y exigían la intervención del gobierno para ser “rescatados”, pues había enfermos y personas de la tercera edad que son maestros pensionados y jubilados que sólo habían ido a votar en el congreso sindical.

Desde las 3:00 horas y hasta entrada la noche del mismo sábado permanecieron retenidos en el interior del Centro de Convenciones, junto al Polyforum Mesoamericano, donde anoche daría un concierto el grupo Reik y que fue pospuesto hasta el 6 de julio.

Unos mil 500 policías estatales ingresaron con toletes y escudos antimotines golpeando a los maestros del Bloque Democrático, para intentar sacar a los retenidos, pero la situación se salió de control y con gases lacrimógenos dispersaron a la mayoría de los maestros, incluso fueron “garroteados” profesores que por casi 24 horas permanecieron retenidos y sin comer.

Amigos y familiares de los docentes retenidos en el interior de la sede del congreso seccional se quejaron que ni comida ni bebidas, y mucho menos sus medicamentos les dejaron ingresar a los enfermos y personas de la tercera edad.

La trifulca de extendió cientos de metros a la redonda, en una plaza comercial y una zona residencial donde se veía a policías persiguiendo a maestros de la Sección 7 que hasta anoche no habían elegido a su líder.

Unos 500 de ellos marcharon desde el lado oriente de la capital del estado hacia la plaza central para pedir la libertad de los detenidos. El número y sus nombres aún no habían sido revelados por el gobierno estatal.

En el operativo participaron elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), Procuraduría General de la República (PGR), socorristas de la Cruz Roja Mexicana y del Consejo Estatal de los Derechos Humanos.

Según la versión oficial del gobierno estatal, durante el operativo de rescate maestros del Bloque Democrático agredieron con piedras y palos a los elementos de seguridad, y causaron daños a vehículos y comercios de esa zona, entre ellos la sucursal de Banamex ubicada en la Plaza Polyforum.

De acuerdo con la denuncia presentada por el grupo agraviado, el jueves 27 y viernes 28 de junio se llevaría a cabo el 26 Congreso Seccional Extraordinario para las votaciones del nombramiento del nuevo dirigente de la Sección 7 en el estado de Chiapas.

Luego de realizarse las votaciones, en las que participaron más de 650 delegados de todo el territorio estatal, con la presencia de representantes del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) con sede en la Ciudad de México, se decretó un receso a las 03:30 horas de este sábado.

Minutos después, un grupo de maestros del denominado Bloque Democrático de la Sección 7 arribó al lugar portando armas blancas, así como piedras y palos, colocando cadenas en los accesos e impidiendo la salida de quienes se encontraban en el Centro de Convenciones donde se llevaba a cabo el Congreso.

Además, impidieron el suministro de alimentos y bebidas, así como el traslado de medicamentos para los maestros que así lo requerían, por lo que se registraron casos de debilitamiento y crisis nerviosa.

Ante la denuncia presentada por la representante legal del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Soraya Bañuelos de la Torre, quien señaló el acto violento del que eran objeto sus compañeros delegados especiales, la Procuraduría General de Justicia del Estado dio inicio a la averiguación previa número 122/CAJ4D-T1/2013, por el delito de privación ilegal de la libertad.

Y que tras agotar las vías de diálogo, el grupo interinstitucional rescató a los maestros que permanecían privados de su libertad, quienes fueron puestos a salvo y, en algunos casos, trasladados a diversos hospitales de la ciudad donde reciben atención médica.

Según la misiva oficial del gobierno estatal, el grupo del Bloque Democrático impedía la salida de los maestros aliancistas.

Por su parte, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) dio su versión de los hechos, al señalar que a las 20:15 horas del sábado 29, la policía del estado de Chiapas apoyada por otros cuerpos de seguridad, arremetieron con golpes y gases lacrimógenos en contra de los delegados al congreso de la Sección 7 de Chiapas que participan en el Congreso Seccional para la renovación de la dirigencia sindical en donde los democráticos son amplia mayoría superándolos con más de 65 delegados.

“El charrismo sindical encabezado por Juan Díaz de la Torre incapaz de ganar en la contienda sindical, utiliza fuerza policiaca del estado para quedarse con la mitad de la representación sindical y la Secretaría General de la Sección 7, lo que es inadmisible, ante ello se abrió un compás de espera, por lo que una comisión se trasladó a Palacio de Gobierno, lugar en donde ahora los compañeros maestros se encuentran retenidos por el gobierno estatal, mientras en el Poliforum de Tuxtla Gutiérrez sede del Congreso Seccional, han sido desalojados los delegados por la policía”, dijo la CNTE.

Indicó en su misiva oficial que ante la incapacidad del charrismo sindical para ganar el Comité, el gobierno estatal reprimió a los profesores democráticos y que esto arrojó “decenas compañeros golpeados, con la cara y los ojos irritados y la embestida policiaca va en aumento, pues han llegado nuevos refuerzos”.

Fuente: Periódico Correo

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com