Lo de hoy...
La información nunca está protegida

El Enano del Tapanco

Por:

La agencia Reuters, con un despacho basado en las filtraciones de algunos funcionarios del gobierno canadiense, puso a parir chayotes nuevamente al peso mexicano y su paridad, toda vez que no hemos sido capaces de preparar un plan B para la emergencia que la supuesta noticia puso al descubierto. Dice Reuters que un par de funcionarios del gobierno canadiense le comentaron que es muy probable que Trump decida en los próximos días retirar a los Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de los tres países que conforman Norteamérica.

Que el solo Presidente de los Estados Unidos no puede sacar a su país del TLCAN, instrumento aprobado por su Congreso, no importa. Que los agricultores norteamericanos sufrirían pérdidas mayúsculas si el despropósito prospera, pues ellos exportaron el año pasado a México veinte mil millones de dólares en productos agropecuarios que no están dispuestos a sacrificar, parece irrelevante. Que las voces de rechazo a la intención presidencial de allá se multiplican no parece importar a nadie.

Lo esencial, creo, es que los mexicanos ya cumplimos un año de vivir en la zozobra de que el vecino cancele un contrato que su país tiene con el nuestro. Un día sí y el otro también estamos vigilando como los mensajes obscenos de Trump en twitter afectan a la baja la cotización del peso mexicano. El sábado de la próxima semana se cumple el primer año de la toma de posesión de la amenaza nacida en el barrio de Queens, pero es más de un año que nos tiene asustados con su amago. El fantasma del enano del tapanco revive día con día.

Un amago que hemos exagerado de este lado de la frontera. Si por alguna circunstancia el TLCAN se deshiciera de común acuerdo de los tres gobiernos firmantes, ello no sería inmediato, total o definitivo: en todo caso, sería sustituido por un nuevo documento en el que cada gobierno tendrá que demostrar su capacidad para defender a los productores de bienes y servicios de su respectivo país.

Lo único que los mexicanos tenemos que entender y esta plenamente convencidos de ello, es que la modificación, o incluso la liquidación del dichoso tratado, no es el fin del mundo. La vida no se acaba con la modificación del arreglo y si bien es cierto que el mayor mercado del mundo es el gabacho y que nos queda a tiro de piedra, si nos movemos con audacia e inteligencia encontraremos mercados alternativos. La peor fama que tenemos los mexicanos –y en general los países beneficiados por el clima tropical y subtropical- es que somos unos holgazanes porque tenemos a nuestro alcance los frutos y los beneficios de la naturaleza con el único gesto de estirar la mano.

PILÓN.- Mal anda el partido institucional de la Revolución Mexicana si para lograr resonancia a la palabra de su candidato a la Presidencia de la república tiene que acudir a uno de los más desgastados tunantes del que fuera su partido opositor tradicional, el PAN. Javier Lozano Alarcón, ex senador, ex secretario de estado con Felipe Calderón, aterrizó recién habiendo presentado su renuncia al pequeño tirano de su partido, con el título de “vicecoordinador de mensaje”.

Nadie pone en duda las habilidades del poblano, entrón y polemista, agudo y mordaz, quien en su beneficio además la de ser un ferviente melómano. No obstante, el PRI ya mostró que en su militancia no había un solo político capaz de llenar los zapatos de un candidato a la presidencia del país. Ahora resulta que tampoco tiene un comunicador eficiente para que pueda acompañar a su mesías en la propagación de su evangelio.

Por eso están como están.

felixcortescama@gmail.com

 

Ultimas Noticias