Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Cuándo yo me jui pa´l Norte…

Por:

Buy american, hire american”  (compra productos estadunidenses, dale trabajo a los estadunidenses) son los dos principios que sustentan el objetivo principal de la adminisración Trump –America First- y son la inspiración de la más reciente decisión administrativa firmada por el presidente Trump, en la que orden enérgicamente revisar y hacer más duro el proceso por medio del que se otorgan las visas H-1B para ingresar a los Estados Unidos y trabajar ahí. Estas visas son para los profesionistas extranjeros, muchos de ellos educados en universidades de Norteamérica, que vienen a ocupar puestos destacados enla industria del país vecino.

Silicon Valley es una amplia área que abarca el sur de la bahía de San Francisco, California. Iba de Menlo Park hasta San José pero ha rebasado esos confines. Se le llama así porque ahí se han concentado las empresas dedicadas a la alta tecnología comunicacional, de computadoras, sistemas y programas que se derivó del uso del silicon y sus derivados. Estas empresas serán las más afectadas por las medidas migratorias severas que vienen. Las ampresas de alta tecnología son las que se benefician de la fuga de cerebros de los países jodidos donde jóvenes talentosos destacan por sus conocimientos. México no es ajeno a ese flujo.

El asunto es simple. Los jóvenes extranjeros preparados están dispuestos a aceptar salarios menores a la media de sus compañeros gringos de origen.

En este momento, aún antes de la medida de Trump, el programa de procesamiento de visas H-1B está detenido. El Congreso tiene aprobadas 85 mil visas de este tipo para el año 2018: hay para ese período 199 mil solicitudes.

Como toda medida gubernamental, la nueva medida tiene dos lados. Por un lado los mayores gastos en los que van a incurrir Cisco, Apple, Microsoft y muchas otras empresas que les compiten. Por el otro los países proveedores de talentos como la India o México debieran –como sugirió hace tiempo el Ing. Carlos Slim- seguir el ejemplo de Trump. Compren los productos que sus países producen: dénle trabajo a sus paisanos en su tierra.

Solamente así saldremos de este hoyo que Trump quiere hacer más hondo y fangoso.

PILON.- Que alguien me explique.  Según las diversas versiones periodísticas del proceso que se sigue a Javier Duarte de Ochoa en Ciudad de Guatemala, lo mejor que le pueden recomendar al ex gobernador de Veracruz es que acepte gustoso la extradición en su país y evite así ser expulsado por inmigrante ilegal, sin documentos o con documentos falsos. Si esto último sucede, Duarte sería  recibido cruzando el Suchiate por las autoridades del Instituto Nacional de Migración de la SEGOB y entegado ipso facto a la Procuraduría General de la República, que ya con él en su poder podría elaborar una compleja consignación por los delitos numerosos que se han ventilado a la saciedad y cuyo perjuicio al Estado mexicano llega a miles de millones de pesos. Si Duarte accede –no veo por qué se le tenga que pedir parecer- a ser extraditado conforme al convenio en la materia, solamente podría ser procesado acaso por el desvío de 230 millones de pesos del erario veracruzano. Una baba de perico, dirían los jarochos. Sabedores de ello, en la PGR insisten en la extradición: no le podrán agregar cargos.

Insisto, el gobierno mexicano no nos está diciendo toda la verdad.

felixcortescama@gmail.com

 

Ultimas Noticias