Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Año de 1900, muy presente tengo yo

Por:

En las últimas horas del día de San Silvestre, Adolfo Serna Nogueda iba rumbo a su casa en Atoyac, Guerrero, evidentemente para celebrar el final del año. Varios hombres con armas de grueso calibre lo mataron. Su nombre se añadió a la lista de los miles de muertos en el año más sangriento de la historia de nuestro país por número de personas muertas a balazos. Pero Serna Nogueda, de 35 años de edad, además de constructor, era aspirante por el PRI a la alcaldía de su pueblo. Así su nombre hay que agregarlo a la lista de los políticos o funcionarios mexicanos que fueron asesinados en menos de 24 horas al finalizar 2017.

En Jalisco, el diputado local por el PRD Saúl Galindo murió balaceado. El alcalde de Petatlán, Guerrero, Arturo Gómez Pérez (PRD), fue asesinado a tiros también. En Veracruz, el excandidato a alcalde del municipio de  Tenochtitlán, el priísta Marco Antonio Muñoz pasó involuntariamente a una supuesta mejor vida a manos de un grupo armado. Con las manos atadas y con heridas de arma blanca fue encontrado en su casa el cadáver del regidor cuarto de Jalapa, Tabasco, Gabriel Hernández Arias. Eso fue el día 31 de diciembre. El mismo día, en Chihuahua, de dos balazos fue asesinado Luis Fernando Flores: era Inspector de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.Seis funcionarios o políticos asesinados en 24 horas.

La lista del 2017 es larga. Son 37 politicos asesinados, de los cuales 22 eran alcaldes y exalcaldes; tres personas más están desaparecidas. De los políticos muertos, 18 eran de Guerrero, pero igual los hay en Puebla que en Chiapas.

De inmediato nos viene a la mente la vinculación probable de estos crímenes con la delincuencia organizada. Sabemos de sobra que el modo operativo de los malosos consiste esencialmente en contactar a la autoridad más inmediata, el presidente municipal o los miembros del cabildo, para comprar su complicidad o exigirla mediante la amenaza. Con no poca frecuencia, los que se resisten a la idea de convertrise ellos mismos en delincuentes o faltan a sus deberes ante los ojos de sus jefes sucedáneos, resultan asesinados más tarde o más temprano en esa senda siniestra.

Es muy fácil desde fuera y a la distancia, emitir juicio reprobatorio ante esas autoridades carentes de los elementos y apoyos para hacer frente a la terrible embestida a dos fuegos: plata o plomo. Lo cierto es que difícilmente nos harán creer que estos muertos cayeron a consecuencia de rencillas personales, pleitos de tierras co crímenes de pasión.

Tampoco tienen la exclusiva. El año de 2017 va a esatr muy presente en los corridos del futuro, si el género musical sobrevive. Porque hay más de 23 mil seres humanos que no sobrevivieron ese malhadado año. De enero a noviembre del año recién pasado, 23, 101 para ser exactos. No alcanzamos a contar los muertos de diciembre, entre los que figuran los políticos de los que hablé arriba.

En el circo de la política maarrana que nos está dizque divirtiendo, ninguno de los candidatos a la presidencia de la República ha tomado en cuenta estos insignificantes datos.

PILON.-Por más preocupado que se muestre Jaime Heliodoro,antiguamente conocido como El Bronco, sus patrocinadores no deben albergar temor alguno. El aparato politico de México se encargará de que sea como sea, el nuevoleonés llegue a la boleta electoral de julio venidero. Sus patrocinadores creen, ingenuos, que va a robarle votos a Andrés Manuel López Obrador. Debieran preocuparse mejor por convencernos a los pocos que vamos a ir a votar, que no habrá más casas blancas, romeros deschamps o gasolinazos.

Desde luego, que la violencia asesina será reprimida y acabada.

felixcortescama@gmail.com

Ultimas Noticias