Lo de hoy...
La información nunca está protegida
ruben

‘A mí me siguen los teatros’

Por: Alberto Saldaña
Si a Alfonso Reyes lo seguía el sol de Monterrey, a Rubén González Garza lo siguen los teatros pues ha tenido la suerte de que, a no más de cinco minutos de su hogar, siempre abren un espacio escénico.

Con más de sesenta años de trayectoria como actor, director, docente y forjador de nuevos talentos en la ciudad y a nivel nacional, el maestro González Garza dejó claro que nada se compara con la sensación de estar en contacto frente al público, para así, con base a sus emociones poder bordar el personaje y enriquecer su actuación.

Entrevistado anterior a su participación la noche del pasado 1° de febrero del presente año, en un diálogo organizado con motivo del primer aniversario de MI TEATRO, espacio escénico ubicado en una casona de la colonia Ex Seminario, en Monterrey, el decano histrión reiteró su fortuna.

“A mí me siguen los teatros, porque donde he vivido, siempre he tenido un teatro a no más de cinco minutos de mi casa, por eso es un gusto enorme acudir hoy a MI TEATRO, este espacio del que debelamos su placa inaugural hace un año, y que representa una oportunidad para el acercamiento entre actores y público lo cual es una experiencia magnífica”.

El maestro de múltiples generaciones teatro regiomontano realizó una analogía, exaltando las virtudes de actuar con obras breves y en espacios intimistas, o presentarse en salas con aforo superior al millar de espectadores.

“Tuve la fortuna de presentarme en los teatros más grandes de Monterrey, en el Florida que estaba por Calzada Madero, por ejemplo; ahí poníamos una obra para más de dos mil personas, pero en una sola función”.

“Pero una obra de teatro no es solo el estreno, un actor comienza a encontrarle el perfil a su personaje y a disfrutar su actuación hasta luego de la décima función, es cuando le encuentra detalles, cuando percibe la reacción del público respecto a cómo actuó la noche anterior y cómo lo hizo hoy, y así va perfilando el propósito verdadero de su labor escénica”.

Para Rubén González, luego de la etapa de los grandes teatros, esta forma de interacción más cercana al público se dio en salas con menor aforo como las ya desaparecidas La República, Teatro Mayo, Teatro Máscaras, o el Teatro del Maestro, lugares en donde se podía alcanzar mayor permanencia en temporada.

“No es lo mismo presentarte una vez ante dos mil personas, que presentarse ante toda esa gente pero en temporada regular, el actor siente más su personaje y además se va forjando a sí mismo en el escenario”, enfatizó.

La premisa planteada por el maestro González Garza se cumple a cabalidad en el teatro que hoy “lo sigue” a cinco minutos de su casa, ya que ahí, actores, directores o escritores, encuentran la alternativa para presentar sus propuestas escénicas hasta seis veces en una misma noche y por espacio de dos meses.

Ya en el diálogo pactado para la muy informal velada, el también dramaturgo, recipiendario del Premio de las Artes UANL 1992 y la Medalla al Mérito Cívico del Gobierno del Estado de Nuevo León en 1994, estuvo acompañado por Hernán Galindo, uno de sus alumnos más sobresalientes, el cual fue cómplice de su mentor para ofrecer muchos de los anteriores conceptos, en una entretenida, chispeante, anecdótica y reflexiva visión del teatro local.

Hernán Galindo es precisamente el autor de la obra de teatro “Expreso a no me olvides”, un drama estrenado en 2016 como homenaje al propio Rubén González Garza, el cual el mismo maestro se encargó de interpretar bajo la dirección de Luis Martín.

MI TEATRO es un conjunto de salas en donde el espectador encuentra la alternativa de poder ver en una sola noche hasta seis obras breves, una cada media hora y, en el inter libar una copa de tinto en su cafetería, o escuchar música y apreciar la muestra pictórica en la galería del lobby.

La casona azul se encuentra en calle Juventino Rosas 1425 de la colonia Ex Seminario, en el centro de Monterrey, cuenta con estacionamiento, abre sus puertas de jueves a sábado a partir de las 19:00 horas y los domingos desde las 18:00 horas.

Los festejos por el primer aniversario del referido centro cultural continuarán hasta el día cinco de febrero, compaginándose con la actual temporada regular, la cual entre otras ofrece la obra “Sorbos de café”, original de Edui Tijerina, con las actuaciones de Mónica Lozano y Juan Alanís.

 

Ultimas Noticias